16 abr. 2013

Mujer Blanca Soltera Busca (1992)

Uno de los thrillers más novedosos de su época.
Llegó a marcar un antes y un después en el género, siendo una película con una particular historia que en la posterioridad sería de gran influencia sobre otras.
Barbet Schroeder es un director que me ha convencido en varias ocasiones. No es un director que haya brillado mucho a lo largo de su carrera, aunque tampoco se le ha dado el trato justo que le hubiese valido para  convertirse en un Jonathan Demme o en un Phillip Noyce.
Con está película comenzó un viaje hacia la exploración (y explotación) del género thriller, con sus muchas variantes, llegando a llevar la dirección de varias obras ejemplares: ¨El Sabor de la Muerte¨ o ¨Medidas Desesperadas¨. Pero todo comenzó aquí.
¨Mujer Blanca Soltera Busca¨, trató por un lado aprovecharse de los thrillers que venían apretando con su éxito desde finales de los ochenta, pero además de ello, también quiso dejar su sello personal.

El thriller erótico empezaba a arrasar en 1992, que es cuando salió al mercado está película. Por eso mismo tenemos en el reparto principal a dos jovenes promesas de su época, una de ellas muy acostumbrada a las ¨nudity scenes¨ como Jennifer Jason Leigh. La otra, Bridget Fonda, una de las actrices más atractivas del momento. Todo ello unido sería un posible éxito. Suspense y sexo asegurado.
El único inconveniente es que coincidió en mal año. En 1992 tuvo que compartir cartel en taquilla con otros dos thrillers que también querían abrirse un hueco en el género, y firmar marca personal. En cualquier caso, cualquiera de las tres lo consiguió, solo que una es más recordada a día de hoy.
Otro detalle técnico que me gustó de está película fue la banda sonora. El oscarizado Howard Shore quien sorprendió a todos con su impresionante composición en ¨El Silencio de los Corderos¨ hace aquí una de sus incursiones musicales más destacadas y de las menos comentadas.
 
El argumento de esté largometraje, una vez terminado, carece de algunos detalles que podrían haberle dado más interés a la historia.
La situación del personaje de Hedra (Jennifer Jason Leigh) es bastante superficial. Apenas se involucra en su vida antes de ser la inquilina de Ali.
Hay detalles como: ¨Aquella chica que también llamó a mis padres¨, ¨sus padres¨, ¨la medicación¨, etc. dan a entender que tiene un problema psicopático, aunque en realidad lo que hace con Allison (Bridget Fonda) es digno de un comportamiento obsesivo-compulsivo.
Allison se convierte en su modelo a seguir, decide imitarla en aspectos visuales y la considera algo más que una amiga.
Poco a poco, Hedra no puede estar sin Allison ni un instante. Para Ali es asfixiante, pero para Hedra es una necesidad.

Una historia dramática cargada de suspense, con la que tendremos la suerte de deleitarnos de algunas secuencias bastante brutales, sobretodo en la parte del secuestro.
Si alguien espera de ella un thriller erótico, se equivoca. Si bien es cierto que hay algunas escenas de sexo y también varios desnudos corporales, pero son escenas bastante cortas o de oscura ilumnación, ya que el mayor interés que proporciona está película no es convencer al espectador a base de pechotes.
Para mi personalmente, es uno de los thrillers predilectos a la hora de escoger. Una gran película, de una gran época capaz de hacer un cine diferente, espectacular, visualmente novedoso y nostálgico.
Los noventa marcarón un antes y un después en el séptimo arte.