13 feb. 2013

Encontré al Diablo (2010)



Ha pasado mucho tiempo desde mi última entrada, y siento que haya sido así, pero otras cosas me han impedido centrarme en el blog.
Esto no es un diario de mi vida, sino lo que yo considero una opinión más personal de mi punto de vista cinematográfico, con el cual pretendo que otra gente se interese por ese cine.
Pues bien, con todo esto ya dicho, me gustaría disculparme ante mis lectores, aunque no sean muchos, y espero no tardar otros 5 meses entre entrada y entrada.
Bueno, añado otra cosilla más. Hoy Miércoles, el tema del día es: Brother Moon de Amorphis.
https://www.youtube.com/watch?v=OJkt80jYafM

______________________________________


Encontré 
al 
Diablo

 Aún ahora mientras escribo la crítica y recuerdo las escenas de la película, siento escalofríos.
La impresión que me ha causado está película me la han proporcionado muy pocas, tan pocas que puedo contarlas con los dedos.
Hace unos días leí una frase del memorable poeta Friedrich Nietzsche que decía lo siguiente: - “Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo”.
Es una frase que creo conveniente para resumir el contexto de la historia que nos proporciona esté fantástico film.

El cine SurCoreano está muy especializado en ofrecer película que hacen referencia al ojo por ojo o la venganza se sirve en plato frío. En su haber existen películas de una gran calidad como “La Trilogía de la Venganza” o mi favorita, “Princesa Aurora”.
La visión de los cineastas coreanos sobre la venganza dejará huella de aquí al futuro, porque después de lo visto, personalmente, me han sorprendido gratamente.

Con “Encontré al Diablo” y después de haber leído (por encima) sobre la crueldad de sus escenas, me esperaba algo que no desmereciese tan impresionante título. Y me he encontrado algo que no me esperaba.
Mucho se ha hablado sobre la calidad de los thrillers de psicópatas tales como “Seven” o “El Silencio de los Corderos”, pero tras haber visto la obra cumbre de Ji-woon Kim, en comparación con las dos citadas anteriormente, es como haber visto una producción Disney.

El único inconveniente de está película es que su historia tiene detalles que han sido muy poco profundizados, siendo bastante importantes.
Detalles como:
- Si la policía lleva tiempo tras la pista del asesino y no le han encontrado, ¿cómo es qué el agente Soo-hyun le encuentra así de fácil y rápido?
Vale que aún siendo agente secreto puede que hubiese muchas pistas que le llevasen a dar con su paradero, de ahí la charla con los padres de Kyung-chul. Pero, ¿por qué no lo hicieron antes?
Otro detalle importante:
- El asesino, así sin más descubre el paradero del suegro de Soo-hyun, ¿con cual información?
Esas secuencias han sido muy sencillas, muy superficiales. En ese aspecto creo que son detalles importantes que no debieron haberse tomado a la ligera.

Es cierto que aún a pesar de esos defectos, su mayor virtud es el exponente de la venganza.
Una venganza sádica y cruel, en la que en esté caso, si que la han profundizado. Tanto que incluso eriza el bello.
Veremos como un hombre corriente puede convertirse en un psicópata cuando todo su mundo se le viene encima y cree que todo lo que podía perder, lo ha perdido. Donde sus actos pueden ser igual de depravados que los de su bestia negra, y por tales actos llegar a sufrir más de lo que realmente sufría, porque esos actos harán que gente importante en su vida a las que negó escuchar, paguen las consecuencias.

El aspecto más cruel de la historia lo vemos en los ataques misóginos del villano, el cual es un violador perturbado que no solo disfruta con asesinar brutalmente a sus víctimas, sino que además, sin piedad ninguna, viola salvajemente a mujeres y niñas.
Pero más cruel es que, aunque Soo-hyun quiera torturarle, permite que esté sádico campe a sus anchas poniendo en peligro la vida de otras personas.
Por eso mismo, la crueldad de las secuencias es perturbadora y mantiene el corazón en un puño. No sabes que puede ocurrir cuando dos personas muy distintas tienen en común un oscuro y bizarro propósito.

El mensaje de la película, al menos como yo lo he entendido y más claro me quedó después de lo que dijo el caníbal en el hospital, cito textualmente: - “Él siempre gana, matará a tus seres queridos, te hará sufrir y después se entregará para que la policía la cuide”. Pues bien, lo que he entendido es que, muchos asesinos en el mundo hacen algo similar, a sabiendas de que los juzgados les decreten enfermedad mental, matan conscientemente, dejando familias rotas y personas traumatizadas por sus crueles actos.
Por eso mismo, yo apoyo que como a un estafador trincado le hacen devolver lo robado y con impuestos, a una persona a la que le roban asesinando a un ser querido, le devuelvan esa vida con otra, y con intereses también.
Aunque estemos en el siglo XXI y no en la época medieval, actos como las violaciones, pedofilia y asesinatos, deberán pagarse como debe ser y no encerrando y cuidando a eses perturbados.

Si algo hay que decir de está película es que es magnífica en todo su esplendor. Dos horas y media de intensidad, cada vez más progresiva que incluso llega a ser asfixiante.