26 sept. 2012

Nuevo disco de DOKKEN (Broken Bones)


Ya han pasado casi 30 años desde aquel memorable "Breaking the Chains", y el consolidado grupo Dokken ha envejecido, como tal, sus miembros también. Ahora su música dista mucho de aquel estilo de hard rock melódico que le consagró.
Pero estamos ante uno de mis grupos favoritos de todos los tiempos, al cual llevo siguiendo desde hace 10 años (más o menos).
Sin aquel virtuoso guitarrista llamado George Lynch, ni ese impresionante bajista conocido como Jeff Pilson. Únicamente Don Dokken, frontman y vocalista de la banda, junto a Mick Brown, el batería, son los únicos componentes de aquel impresionante grupo que deslumbro a todo norteamerica con su música en la década de los ochenta.

Pues ¿qué decir? ayer mismo, 25 de Septiembre, salió a la venta el hasta ahora, último disco de Dokken. Conocido como "Broken Bones".
Ya no están rompiendo las cadenas, ahora se rompen los huesos (¿eso tiene doble sentido? jaja, tal vez sí, Don Dokken está a puntito de entrar en el generoso grupo de los sesentones).

Con nuevos miembros al cargo de su música, entre ellos, Jon Levin (ex-Doro) como guitarrista solista y Sean McNabb (ex los difuntos Quiet Riot) como bajista, os presento:

Espero que tod@s aquell@s nostálgi@s de los ochenta, de su música, de su estilo y de su vida, disfruten de este gran grupo que ha sabido sobrevivir las tempestades de la oleada del post-metal y el post-rock a finales de los noventa hasta ahora, y adaptandose a un estilo más cercano al Heavy Metal (melódico) aquí os dejo también el videoclip de un temazo de esté gran álbum. ¡Qué lo disfrutéis!

19 sept. 2012

Un pescador salva su vida gracias a un tiburón

Fuente:

Toakai Teitoi, un policía de 41 años del archipiélago de Kiribati, situado en el Pacífico, ha vivido una experiencia que posiblemente nunca consiga olvidar.  Tras sobrevivir  106 días perdido en el océano,  fue descubierto por una embarcación pesquera, pero su rescate no habría sido posible sin la ayuda de un tiburón.

La historia se remonta al 27 de mayo, cuando Toakai decidió viajar con su hermano desde la capital de Kiribati, Tarawa, a Maiana, isla natal de ambos, en su barco. Durante el viaje, decidieron pescar, sin embargo se quedaron dormidos y al despertar estaban perdidos en mitad del océano, sin gasolina y con escasez de agua.
“Teníamos comida, pero el problema es que no teníamos nada para beber”, relató Toakai a la agencia de noticias France Presse.
Falaile, su hermano de 52 años, falleció el 4 de julio de deshidratación. Esa noche, durmió junto a su cadáver, “como en un funeral” y a la mañana siguiente le dio entierro en el mar.

Sobre su casi milagrosa supervivencia, Toakai dio más detalles tras ser rescatado. Contó que la noche en la que Falaile murió, él rezó y en los días siguientes pudo llenar dos contenedores de cinco galones de agua gracias a varias tormentas que se produjeron.
Los días seguían pasando y el hombre se alimentaba de peces y se protegía del abrasador sol acurrucado en una pequeña parcela del bote.
Hasta que el 11 de septiembre un tiburón le despertó, rodeando el casco de la embarcación y golpeando contra el casco de la nave. “Estaba guiándome a un barco de pesca”, relató Toakai. “Miré hacia arriba y allí estaba la popa de un barco y pude ver a la tripulación con los prismáticos mirándome”.
Sus rescatadores le dieron comida y bebida y tras pescar unos días más, le dejaron en tierra firme, tras haber pasado 106 días perdido en alta mar. Toakai, en buen estado de salud reveló que “nunca volvería a montar en barco”


 

11 sept. 2012

Suspense (1961)





¿Quién decía que el tema principal de ¨La Profecía¨ era escalofriante?
La verdad es que lo es. Pero después de haber podido deleitarme con el tema principal de está película, tengo claro un referente para temas musicales que causen escalofríos.
Y no solo por lo impactante que es, nada más comenzar. Sino además, porque forma parte de secuencias bastante ¨misteriosas¨ y otras, como cuando Flora lo canta, que es doblemente aterrador.

 
Es extraño y curioso a la vez, que está película no haya formado parte de la factoría Hammer.
Freddie Francis, un común de dicha distribuidora cinematográfica y director de películas como ¨Drácula, Vuelve de la Tumba¨ o ¨Condenados de Ultratumba¨, se encargó de la fotografía de está clásica película.
También figura como guionista y creador de la historia, el escritor de novelas, Truman Capote, que fue guionista de la controvertida ¨A Sangre Fría¨.
Pero sin duda y si hay algo que destacar es la magnífica actuación de Deborah Kerr; realmente me enamoró.

La historia comienza de forma bastante angustiosa, en parte gracias a ese tema musical. Después cambia radicalmente, nos introduce en una historia dramática con ciertos tintes de intriga, sobre todo en sus diálogos.
Poco a poco, la intriga se transforma directamente en misterio, un misterio que se va haciendo más aterrador y que llegados a los últimos 40 minutos se convierte en una explosión de suspense, y es ahí donde Deborah Kerr es más sobresaliente.
No podría calificarla como película de terror, ya que no llega a serlo verdaderamente, pero si hace honor a su título en castellano, y suspense sería lo más indicado, pese a los toques sobrenaturales por parte de las apariciones fantasmagóricas que forman parte de la historia.

 
Pero lo que realmente me aterró a mi, no fueron esas apariciones. En realidad lo que lo hizo fue la actuación de los dos muchachos, Flora (Pamela Franklin) y Miles (Martin Stephens); con razón este último fue uno de los niños de ¨El Pueblo de los Malditos¨ un año antes de esté film.
Algo destacable es que el uso de imagen en blanco y negro, hace que la película adquiera un trasfondo más lúgubre, además el ambiente inglés y su parte final tan gótico crea una sensación siniestra y oscura, que encaja a la perfección con la historia y la presenta de forma sublime.