21 nov. 2011

Año Nuevo (Terror en Estado Puro)


Tan solo llevo vistos tres episodios de esta serie del creador de "Maestros del Terror", con la cual comparte cierta similitud, salvo que la duración aquí es más breve.
Al principio no me convenció demasiado, empecé viendo el capítulo "En la Salud y en la Enfermedad" del magnífico John Landis ("Un Hombre Lobo Americano en Londres"). El siguiente, "El Devadorador" del genial Stuart Gordon ("Re-Animator") ya fue otra cosa, y me convenció para seguir viendo la serie, que además de los míticos nombres a la dirección, algunos de ellos como el de hoy, han sido una auténtica sorpresa.
"Año Nuevo" dirigido por Darren Lynn Bousman. Un tipo que esta creciendo como director y haciéndose en un hueco importante en la categoría del terror, siendo bastante personal su caso, pues su tipo de cine tiene fuertes movimientos de cámara y lleva las situaciones bajo continúo suspense sin desviarse del ritmo ni volcarse a los tópicos.
Ya demostró su talento con "Saw 2, 3 & 4". Considerado un guionista muy violento en sus historias, como director es lo que el mundo del terror y suspense necesita, un tipo que quiera hacer las cosas a su gusto y si al público después le gusta o no, ya es caso a parte, por lo menos no se deja influenciar por las productoras.
Hasta el momento, esté ha sido el capítulo de "Fear Itself" más violento, incluso más que el grotesco capítulo de Stuart Gordon.
La historia cuenta como el siguiente a año nuevo, Helen despierta en su cama, observa una botella de alcohol y un tarro de pastillas acabado. Nauseabunda se dirige hacia el cuarto de baño, cuando de repente, fuera en la calle, algo llama su atención.
Advierten no salir de sus casas y evitar infectados, para ella todo es extraño, durante un tiempo estuvo al borde de la muerte ya que trató de suicidarse la noche anterior.
Intrigada porque ocurre, decide ir a casa de su vecina. Allí descubre todo bañado en sangre y aterrada, regresa a su apartamento.
La historia es la típica de muertos vivientes, la verdad no tiene ningún tipo de originalidad (en principio), pero si hemos visto la saga de "Saw", al menos las tres primeras. Aquí existen dos casos similares.
Siempre da un giro inesperado.
Nos da la explicación final.

Pero lo mejor de todo, es el protagonismo femenino. Siento gran debilidad por las protagonistas femeninas, no sé porque razón pero, me gusta muchísimo ver un "female survival".
En esté caso, la protagonista es Briana Evigan, quien anteriormente no había sido muy conocida en sus trabajos cinematográficos pero que pronto se hizo un hueco en el género de terror en películas de terror juvenil como "Hermandad de Sangre", en un survival "Atrapada", o en un slasher/remake, "El Día de la Madre".
Aquí demuestra talento, belleza y expresividad gratificante, una excelente interpretación, donde sus 30 minutos de duración los aprovecho perfectamente para destacar y siendo agradable en todo momento.
Muy buen capítulo. 8/10

17 nov. 2011

Posesión Infernal

AVISO
 La reseña contiene SPOILER

¿Qué puede decirse de está película a estás alturas? Ya nada, solo elogios que es lo que merece, pese a quien le pese y por muy cutre que se la pueda ver a día de hoy.
Esta maravillosa obra de arte nació como idea de un jovencísimo Sam Raimi a finales de los setenta, cuando rodó el mediometraje de 30 minutos, “Within the Woods” con sus compañeros de universidad y que posteriormente junto a Robert Tarpet y Bruce Campbell fundó una compañía productora llamada Renaissance Pictures (entidad que todavía posee los derechos de la película). Y así es como empezó la creación de la obra maestra.
Con un ajustadísimo presupuesto de 375.000$, Sam Raimi y sus compañeros Joel Coen, Robert Tarpet y el reparto caracterizado en su mayoría por amigos suyos, destacando a Bruce Campbell, el protagonista de la historia y de la famosa trilogía.
Dicho presupuesto se hace notar en cantidad de cosas. Pero siendo escrupulosos y tiquismiquis cualquiera podría quejarse, pero seguro que ninguno con esa pequeña cantidad podría rodar una película tan impresionante, tan original, tan bien caracterizada y ambientada, y luego además, conseguir el éxito que obtuvo, ¿a qué no? (esto va por los listillos de turno que creen que el cine tiene que ser la pura perfección escénica).
Bueno, hace 9 años que conocí esta genialidad. Con 12 años quedé estupefacto cuando me encontré con el VHS a la venta en una tienda, me sorprendió su portada; la cual considero una de las mejores que he visto.
Cuando llegué a casa después de comprarla, estaba totalmente emocionado y más aún lo estuve después cuando terminé de verla. Desde aquella, la guardo como oro en paño.
Y es que no es para menos. Siendo una tan terrorífica lo mínimo era tener una carátula decente, y yo soy de los que juzgan mucho las carátulas. Como todo buen CD de Thrash Metal, Death o Black, si la carátula salta a la vista, el contenido no suele decepcionar o al menos, a mi es lo que me pasa.
Con “Posesión Infernal”, (grandísimo título en edición de España, la única traducción incorrecta que queda perfecta y mejor que la original) me ocurrió eso mismo, esa mano muerta saliendo de debajo de la tierra y agarrando por el cuello a la chica, es totalmente aterradora.
Su contenido visualmente podría catalogarla de gore. Aunque yo no la considero tan explícita.
Pero me encanta la trama en la que se basó. Ya el cine de pyschokillers estaba muy visto con “La Matanza de Texas” o “Psicosís”, incluso con “Halloween” que se estrenó entre el 78/79 y tuvo ese gran éxito. Pero seguramente Raimi quiso algo distinto, y muertos vivientes tampoco podrían acertar en la innovación porque de aquella también estaba George A. Romero flipando con sus cutres éxitos de “La Noche de los Muertos Vivientes” o “Zombi”.
Y los demonios también tenían su gran baza en el mercado cinematográfico con “El Exorcista” o “La Profecía”. Así que lo mejor fue llevarlo mezclando un poco de todo. Ambientación de trama psychokiller, con posesiones demoníacas y visualmente representados como muertos vivientes pero sin ser dichas criaturas, sino más visualmente monstruosas y/o infernales.
Pero a diferencia de todas ellas, aquí no destacó un maligno ser como en las mencionadas, ni tampoco un ícono de serial killers. Aquí destaco un héroe, un protagonista de “los buenos” y como yo prefiero llamarles un “superhéroe del horror” o un “Horror Hero”.
Ese personaje es Ash, un tipo normal y corriente como somos todos, que manteniéndose al margen de todas las situaciones más violentas, consigue sobrevivir y no es que sea un cobarde precisamente, siendo él el último que queda, debe enfrentarse a otros tres seres poseídos por el espíritu del bosque. Los cuales no son precisamente débiles ni cariñosos.
Ash es el tipo de persona que mantiene la calma, la serenidad y ante todo mantiene los pies en la tierra en todo momento, no se deja provocar fácilmente ni tampoco se aterroriza. Y cuando le toca actuar, lo hace de la forma más salvaje (bueno, aquí no es tan brutal como en “Terroríficamente Muertos”).
Lo bueno de esta película y sus secuelas, es que sino te quedas conforme del todo porque a lo mejor a está le falta el humor negro que caracteriza sobre todo a su secuela o la acción de “El Ejercito de las Tinieblas”, que es más fabula fantástica y menos terrorífica, tienes esas otras dos para escoger.
Yo creo, y desde mi PUNTO DE VISTA, que “Terroríficamente Muertos” (la cual NO ES UN REMAKE) es la perfección de “Posesión Infernal”, simplemente porque cuenta como termina la original haciendo un resumen de 1 minuto de lo ocurrido, para luego volver a una misma situación ambientada en el mismo lugar, con otras cuatro personas más Ash y enfrentándose a otro demonio surgido de las palabras de enterramiento sumerias que perfectamente explican de donde surgierón.
Pero no estamos hablando de la segunda parte, sino de esta maravillosa primera. Que sin ella no habría una segunda parte. En fin, cualquiera de las dos es buena, cada una tiene sus cosillas y dejémoslo ahí. Con compararlas no se consigue ninguna cosa.
La historia de “Posesión Infernal” no se involucra demasiado en “¿de dónde surge el espíritu del bosque?” ni tampoco en el libro al que llaman Naturom Demonto, que no es sino otro que el Necronomicon.
Pero son 80 minutos. Película breve y que no necesita indagar en historia ocultista porque para eso lo mejor es leer la sinopsis de la película, que es también fabulosa.
Y en esos 80 minutos, va concretamente al grano. Aunque en los primeros 20 se entretiene un poquito con la pequeña fiesta de los cinco chicos.
Sin duda, el movimiento de cámara de la supuesta “niebla” que es el espíritu demoníaco de los árboles o del bosque, fue algo tremendamente impresionante. Consigue recrear verdadera angustia solo con ese rápido movimiento. Varias secuencias vistas desde la perspectiva de “la niebla” en su ataque como el momento en que choca contra la ventana de la novia de Ash y la poseen o el momento final en el cual concluye la película y está va destrozando las puertas de la casa hasta llegar al mismo héroe.
Son secuencias fascinantes. Pero otras memorables como la violación de la hermana de Ash por las ramas de los árboles también son grotescas, está misma convertida en demonio es ya mítica o el ataque sorpresa a Ash cuando esté ya está solo y cierra la puerta de golpe al ver que se acerca y de pronto las ventanas comienzan a agitarse (momento que también se puede ver en la TV de Nancy en “Pesadilla en Elm Street”).
En fin, una película que complace. Un juego de suspense aterrador, con muy buen maquillaje para tan poco presupuesto y para haberse rodado en una época donde innovar era exitoso más tarde.
Una obra maestra que debe ser vista como mínimo una vez. Y de la que si te gusta, nunca olvida y como yo, que ya van más de 15 veces que la veo y todavía me sigue creando gran expectación.


 Y por último, para finalizar. Una frase memorable que suena en un instante de la película. Es breve pero aún así es uno de los momentos más terroríficos y enfermizos de todo el metraje.






"Mirad sus ojos... mirad sus ojos. ¡Por el amor de Dios! ¿¡Qué le ha pasado en los ojos!?"

12 nov. 2011

Sucker Punch


AVISO : Mi reseña contiene diversos SPOILER.
Para ser sinceros, Zack Snyder empezó a no convencerme demasiado con su primer gran trabajo de cara al público, la más que conocida versión de “Zombi” (1978) de George A. Romero, a la que título en 2004 como “El Amanecer de los Muertos”.
Pero se reivindico, con su hasta el momento obra maestra, “300” (2006), película amada y odiada a partes iguales.
Tras su obra cumbre, llegaron dos trabajos más, “Watchmen” (2009) de la que he oído muy buenos comentarios aunque no la he visto. Y “Ga’Hole: La Leyenda de los Guardianes” (2010), que tampoco he visto.
Y por fin en 2011, sale una película con un título muy interesante y llamativo, “Sucker Punch”.
Película que desconocía totalmente, tanto en su historia como en el resto de participantes de la película, vamos, que cuando la puse ni me imaginé que estaría ante la mejor película de esté año y posiblemente una de las mejores que he visto en mi vida.
¿Y por qué?
Por la mezcla eficaz y sobresaliente de múltiples estilos de géneros, aunque sea el género fantástico el primordial entre los varios que podamos encontrarnos.
 Una historia que recuerda a los mangas y animes japoneses, siendo una representación en carne y hueso dotada con una impresionante calidad visual y muy bien ayudado por unos grandísimos FX.
También recuerda a las aventuras fantásticas de los personajes de cómics como DC o Marvel, junto con secuencias que hacen referencia al universo de la ciencia ficción como bien podrían ser los de las novelas de Isaac Asimov o H.G. Wells.
De ahí esa mezcla de múltiples estilos.
A parte de lo mencionado, el ritmo. Un ritmo marcado y frecuente, frenético, espectacular, sin decaer ni un segundo. Constante suspense, emoción y acción, unidos a una banda sonora espectacular que hace de esas escenas más llamativas por el tono musical; este momento puede notarse especialmente en el enfrentamiento entre Baby Doll con los Samurai gigantes de piedra.
Y que para mí, es la parte más espectacular y que logro ponerme la carne de gallina, a partir de ese instante quedé totalmente aturdido, viajando en un mundo alucinante.
 Solo decir que está película se conoce en otros países como “Mundo Surreal”. Y con razón.
El argumento es un viaje al fondo de la mente de una chica de 20 años, de la que se desconoce el nombre y que vive un momento de shock tras la muerte de su madre, a parte de la posterior muerte de su hermana y única familia, todo ello a causa de un padrastro egoísta que buscaba la herencia de la difunta madre.
Para ocultar la verdad, decide aprovechar el momento en que la chica está desconcertada para ingresarla en un sanatorio mental, pagarle a uno de los enfermeros de guardia para que la sometan a una lobotomía y así nadie se podrá enterar de lo que ocurrió.
En ese momento, el escenario cambia y nos sitúa en una época distinta en donde usan a las chicas para bailar y venderlas.
Ella usa como arma su espectacular baile (el que por cierto no sabemos como es, porque en ningún momento se enfoca) para dejar a todos atónitos, y nuevamente nos sitúa en áreas distintas, donde comienza una aventura de fabula, donde se enfrenta a diversas criaturas y monstruos, con el único fin de conseguir 4 elementos para poder ser libre (el 5º también se desconoce).
 La verdad, leído de ese modo, suena algo extraño y raro, pero visto cinematográficamente es totalmente surrealista, a veces creí perder el hilo y eso que me fijé en cada detalle, de ahí que sino ves los primeros minutos de metraje puedes llegar a conclusiones extrañas e incluso pensar que ya no sabes lo que estás visualizando.
Aviso fuertemente que aunque los primeros minutos sean más cercanos al dramatismo y al misterio, que no se menosprecien, son esos momentos los que más tarde harán acto de presencia en la historia.
Y aseguro que merece la pena verla hasta el final, aunque sea 105 minutos los que duran. Por ahí he leído que existe una versión del director de 127 minutos. Seguramente sean 22 minutos increíbles, habrá que conseguir ese “CUT”.
 Ya hablé sobre su calidad visual, sobre sus fabulosos FX, sobre su acompañamiento musical en esa genial banda sonora y ahora voy destacar que no es únicamente lo mejor de esté film.
Las actuaciones son también de mención.
La australiana Emily Browning, encarnando al personaje de Baby Doll. Hizo una actuación de 5 estrellas, magnífica de cabo a rabo y dejando un buen sabor de boca, mezclando esa belleza que tiene con su buen hacer actuando.
Sus anteriores trabajos son bastante escasos, se la vio muy jovencita en breves papeles para películas como “En la Oscuridad “ (2003) o en “Barco Fantasma” (2002).
En la película otras dos maravillosas protagonistas, y es que soy un tipo al que le encantan aventuras de acción protagonizadas por mujeres, soy un adicto al cine asiático de fantasía, donde mayoritariamente suelen ser ellas quienes destacan en protagonismo y resaltan la acción, solo hay que ver aquí como manejan las armas. Sobre todo Baby Doll con la katana, gran referencia a Uma Thurman en "Kill Bill".
Sobre las otras dos actrices, la secundaría pero también gran protagonista, Abbie Cornish, encarnando a la seria autoritaria pero de buen corazón, Sweet Pea.
Otra actriz australiana, pero con mayor experiencia en la gran pantalla ya que hizo bastantes trabajos antes de esté.
Y por último, la que más me gustó de las tres. La estadounidense Jena Malone como la dulce y amable Rocket. Otra actriz con una filmografía extensa y actuaciones en películas destacables, siendo ella también una de las más destacables.
 En fin, llegando a la conclusión de esta opinión y reseña, quiero decir que no disfrutaba tanto de una película desde que tenía 15 años, y tengo 21. Por tanto, son 6 años sin emociones fuertes en el cine, y está a conseguido lo que pensé que nunca volvería a hacerme sentir como cuando era ese jovencito al que la acción fantástica le hacía saltar del asiento, que los pelos se le pusiesen de punta y que recordase las escenas toda la semana e incluso todo el mes, haciéndoles ver a los colegas sus secuencias más emocionantes o recomendándosela ver.
Estoy encantadísimo con este gran trabajo de Zack Snyder. Que gran historia a creado. Muchas gracias por tan maravillo obra de arte.

11 nov. 2011

I Spit On Your Grave (La Venganza de Jennifer)

 MI RESEÑA SOBRE LA PELÍCULA CONTIENE SPOILERS.
"La violencia del sexo" como es mejor conocida bajo ese título tan grotesco, esta versión actualizada de aquella macabra película de principios de los setenta.
Una época en la que un subgénero afianzado al thriller y al terror, dio lugar a "R&R" como digo yo para abreviar, pero en realidad es "Rape and Revenge" lo que en castellano significa "Violación y Venganza", o "V&V" , menudo juego de palabras acabo de sacarme tan enfermizamente.
En fin... pues lo que iba contando. No sé que pensaba la gente en aquella época, ni si disfrutaba rodando y pensando simplemente en incluir ese tipo de actos tan brutales en las películas, teniendo en cuenta que a día de hoy se ve bastante realista, aunque no fuese así (o eso creemos).
El "boom" de ese tipo de temática, en la que chica linda o amiga, o ambas son atacadas, secuestradas, raptadas, encerradas, torturadas, forzadas y violadas, solía usarse en cine de bajo presupuesto casi todo cercano al género de suspense, psychothrillers o terror.
Grandes directores como Wes Craven o Abel Ferrara hicieron mella en sus primeros trabajos, en el caso de Craven en su primera película "La Última Casa de la Izquierda" (1972) de la que curiosamente su título en ingles "The Last House on the Left" también fue un título similar en otras producciones de bajo presupuesto de la misma época y con la misma temática, y que se emitieron en cines en sesiones distintas.
En el caso de Abel Ferrara fue algo más brutal aunque menos realista, pero la mejor representación de un "R&R" es suya con "MS.45 Ángel de Venganza" (1981) su segunda producción cinematográfica y donde una magnífica Zoë Lund tuvo que sufrir los abusos constantes para verse tan afectada psicológicamente que acabó por crear un baño de sangre, y venganza por supuesto.
En fin, que esté tipo de enfermiza temática era bastante frecuente, pudiendo verla en películas como "El Justiciero de la Ciudad" (1974, Michael Winner) o "El Secuestro de Candy" (1973, Guerdon Trueblood).
Tan brutal ha sido esa puesta en escena y no solo para el público femenino. Para mí ese
tipo de temáticas es realmente sobrecogedor y angustioso, además de repugnante.
Y a partir de los setenta ya dejó de ser tan usado, al menos no tan frecuentemente que yo recuerde, ni en producciones de bajo presupuesto.
Pero como ya dije, todo ello era por llamar la atención del público, y también conseguir de ese modo transmitir sensaciones de desagrado, con algún tipo de objetivo claro, porque ninguna triunfó demasiado a excepción del "Justiciero de la Ciudad" y para eso solo en videoclubs.
Y claro, llegamos a día de hoy ¿y qué ocurre? que se vuelve a poner de moda esta temática, y está vez si es con fines lucrativos. Conseguir la brutalidad sin exceso de gore o con exceso, que más da si al fin y al cabo vas acabar tan impresionado de esa violencia sin sentido, de ese uso de brutalidad escénica que te deja temblando y que luego no puedes quitarte de la cabeza pensar que ocurran casos así, que la gente pueda ser tan cruel con otra gente, humillar a alguien de esa forma y hacerla sufrir, hacerle daño de tal forma que es imborrable, y creo que hasta insuperable. No me he visto en un caso similar, pero puedo meterme en su piel y pensar que ese es uno de los actos más depravados que el ser humano puede cometer.

Pues eso mismo opinan los guionistas y deciden crear una historia uniendo el terror, el suspense, el misterio y las violaciones, aunque por supuesto, una posterior y bien merecida venganza.
Todo comienza, que yo recuerde ahora mismo, puedo equivocarme, en 2006 con "Las Colinas Tienen Ojos" de Alexandre Aja, y aunque no es visualmente sino por la idea que uno mismo se hace en la susodicha situación, más tarde en su secuela creo que del 2007, "El Retorno de los Malditos" de Martin Weisz, te deja claro lo que más te temías. Si en la original solo era la idea, aquí lo podrás ver. Y según IMDB la temática incluye: RAPE, ANAL RAPE.
Por tanto ... no es plato de buen gusto ya aviso.
Y claro, llegan las producciones europeas pisando fuerte y siendo ultraviolentas, bastante realistas, frías y oscuras, pues "A Serbian Film" (2009, Srdjan Spasojevic) no iba ser menos y no sólo incluye varios momentos de ese tipo de salvajadas, sino que además te incluye (según imdb.com): INCEST, ANAL RAPE, RAPE.
Para que digas, ¡hostias, lo que nos espera!
Vale yo no es que disfrute de la violencia gratuita, ni tampoco de ver esas enfermizas secuencias. Simplemente es pura tensión, agobiante, que dan ganas de no seguir. Ese tipo de CINE, ES CINE, y por tanto se le trata como tal, la mente humana no puede dejarse influenciar por actos de violencia cinematográfica sino de violencia real, saber distinguir entre la fantasía y la realidad. Saber ver que eso es cruel e inhumano y que de esa forma ayude a que no se cometan actos tan atroces contra las personas.

Y finalmente llegamos a la película "I Spit On Your Grave" de la que inicialmente quería hablar. Recalco una vez más que los actos expuestos en la película me parecen intolerables y visualmente no son correctos, pues no tod@s podemos soportar imágenes tan brutales, y seriamente lo digo, hay que tener mucho estomago para ver lo que le ocurre a la protagonista de la historia.
Eso sí, la venganza de ella es algo fascinante, no considero que sea bueno, pero... OJO POR OJO DIENTE POR DIENTE amigas y amigos. Y no solo la muerte, no. Eso es muy fácil y lo mejor que se le pude dar. Ni tampoco cárcel. Tortura y sufrimiento como ella tuvo que sentirlo obligatoriamente.
La película claramente debería ser la representante de la violencia de género y ayudar a abrir los ojos a aquellos que se crean superiores por su sexo, en el mundo existe igualdad de sexo y nadie esta por encima de nadie, todos sangramos, todos comemos, dormimos, hablamos, pensamos, sentimos, sufrimos, sonreímos, amamos ¿Por qué tiene alguien que ser más que otro?
Eso no es así y aquí se demuestra como un grupo de paletos usan la excusa de "mujer adinerada que se cree más que un simple pueblerino" y ¿qué hacen?, humillarla en principio, atacarla y angustiarla, para después usarla como objeto de deseo para un retrasado que es virgen y necesitan forzarla para que esté capullo pueda estrenarse.
No llega solo con eso, que encima al estar presente el sheriff, se mete en un compromiso, esté "hombre de la ley" supuestamente "felizmente casado" y con una hija, ¿que decide hacer? violarla brutalmente sobre el barro y tras acabar, dejársela a los otros tres uno tras otro.
Los momentos más duros de la película, realmente crueles, brutales... yo tenía el corazón encogido, casi sin aliento y por momentos pensé que adelantar la película porque eso me podía, si ya me parecieron insoportables los 10 minutos de violación a Monica Bellucci en "Irreversible" (2002, Gaspar Noé), aquí ya estuve a punto de no seguir.

Yo no soporto que en el cine de terror o en los thrillers de suspense se le tengan que añadir estas escenas, pero ahí están y hay que verlas si quieres disfrutar de una película "distinta" y sin tópicos, si quieres después ver lo emocionante y brutal.
Es ahí donde comienza "La Venganza de Jennifer", magnífica Sarah Butler en la piel de la vengativa Jennifer. Llevando a cabo su despiadada pero bien merecida venganza hacia aquellos que abusaron de ella.
Uno por uno van cayendo, sufriendo lo insufrible y de la forma más sádica. Pero son momentos que te dejan helados porque piensas, ¡OMD! lo que deben sufrir esos cerdos, pero más tenía que ser. Una pena no haber sido más explícitos con esas torturas hacia los 5 cabrones esos.

Si esta película me parece buena y así es, es sobre todo por la gran actuación de su protagonista. Por una historia cruel, realista (que puede ocurrir, nadie está a salvo de peligro en ninguna parte) y el poder decir, aunque esté solo o sola, puedo defenderme, pero si son 5 contra mi y no puedo, no caerán hoy, pero lo harán.
Como se dice: la venganza se sirve en plato frío o se sirve en bandeja de plata.
Gran película, no apta para todos los estómagos ni para todo el mundo, pero que merece un visionado ya que ha sido muy bien planteada. Consigue crear una atmósfera agobiante y ambientarse en un lugar como un bosque montañoso, creando de esa forma tan terrible situación.
Mucha desesperación continúa. Una conclusión magnífica y los mensajes subliminales que quien sepa entenderlos sabrá de que he hablado anteriormente.


9 nov. 2011

The Wall Man

Película sorprendente debido a sus multiples temáticas dispersadas a lo largo de una historia con toques de surrealismo.
Para tratarse del segundo trabajo en dirección de Wataru Hayakawa, nos logra sumergir en un mundo no realmente oscuro, pero sí cubierto por un velo de misterio continúo.
Al principio todo pasa demasiado rapido, no parece el típico planteamiento inicial del cine japones, debido en parte a esos toques de humor en el programa de presentación de ¨noticias y rumores¨.
Más tarde, y mientras nos vamos abriendo camino en una historia sino innovadora, muy curiosa. La película recupera así la esencia y la estética del cine nipón.

Los primeros 15 minutos son como ya dije, fugaces. Al adentrarnos en el misterio, todo cambia. Las secuencias son más alargadas, el tempo de la película se pausa y aunque no es una película de fantasmas, ni violenta, deja lujosos detalles en los planos, lo que acaba gustando.
Planos detallísticos, siendo muy profundos en lo que trata de ¨dejar ver¨ o que quiere que veamos.
La mano sobre la piel, las manos, las caras, las paredes... dentro/fuera, medio. Son palabras que suelen repetirse a lo largo del metraje.
Se vuelve muy filosófica camino del final, pero no sin antes dejar verdaderas muestras de surrealismo, donde incluso una secuencia que me gusto mucho sería propia de Lynch:

- El momento en que entran al restaurante ¨sin nombre¨ donde los camareros no hablan, donde las cosas que piden no tienen nombre. Solo pides algo que te guste, un sabor y ellos te preparán algo-.
Un momento estupendo. Aunque no tiene nada de especial, me gustó esa parte.
La historía en sí no es que sea difícil de exprimir, es más bien sencillita aún siendo japonesa (no suelen ser bastante abiertos a la hora de contar una película, siempre acabán siendo confusas).
Hay momentos de obsesividad por parte del protagonista, Nishina (Masato Sakai), en los que acaba por volverse completamente loco. Un artísta, un fotógrafo (que es su empleo) usa la leyenda popular de ¨el hombre de la pared¨ como parte personal de su exposición, como si fuese lo que siempre buscó en el arte y la expresividad.
Por otro lado, su esposa, la protagonista Kyoko (Mayumi Ono), es la presentadora de ¨noticias y rumores¨ donde gracias a ese programa logra desvelar a la población la existencía de ¨el hombre de la pared¨.

Su conclusión final si es algo confusa, yo lo tomé como un sueño/pesadilla del obsesivo protagonista.
Pero como siempre ocurre en este magistral tipo de cine, cada sujeto tiene sus propias teorías, su propia visión de como concluyen los hechos.
Hay cosas que me gustarón mucho como las que anteriormente mencioné, y otras como la banda sonora. Durante todo el metraje, sus 95 minutos, pasa bastante desapercivida, pero en los momentos en que suele notarse más añaden ese estilo de música clásica, triste y profunda, haciendo realmente de está película, arte visual y contemporáneo.

7 nov. 2011

Gantz (Anime)

El comienzo de "Gantz" no me convenció demasiado y en principio me sentí obligado a verlo solo por lo mucho que me lo recomendaron.
Cuando se desató toda la acción en la historia, y aunque era confuso aún, había ciertas situaciones que no daba demasiadas explicaciones; todas esas dudas acrecentaron más la intriga por ver, saber y descubrir.
Por supuesto la historia hay que ir descubriendola a medida que transcurren los episodios, pese a sus multiples interrogantes; las que hubo y las que habrá. Y como es lógico, eso es lo que engancha a verlo hasta el final.
A pesar de que es un anime dotado de un excelente dibujo, y una animación visual fabulosa. Eso, unido a el ultragore, la violencía y sexo explicito, y sin duda la pura acción que tiene por contenido, hay algunos parones y lentitudes en el desarrollo.
No sé si tal vez lo que me pasaba era que tenía ganas de ver acción continúa, y esas interrumpiciones de pensamientos y la vida social fuera de Gantz, a parte de hacer la historia más dramática, se hacían un poco largos y agobiantes, que realmente me gustaba pero estaba ansioso por más muerte y sangre.
Adrenalina sin descanso, criaturales inimaginables y monstruos cada vez más terroríficos y poderosos era lo que esperaba en las aventuras sádicas dentro de Gantz.
Kei Kurono, el protagonista y un auténtico hipocrita. Gracioso y falso, morboso y siempre con dos opciones, sus mentiras verbales y sus pensamientos crueles o egoístas. Y por supuesto, insaciable sexualmente, con Kei Kishimoto en su mente.
Ésta por su parte, esa la protagonista femenina y sin duda, mi personaje favorito. Es la más extraña de todas, tanto por su forma de actúar (al principio) como por su situación; en realidad ella no llegó a morir en vida, por tanto que muriese en Gantz no supondría ningún cambio. Enamorada del "amigo" de Kurono, Masaru Kato, lo que supondría un triangulo amoroso, que provocaría hostilidades entre ambos y la muerte o la situación de riesgo de alguno de ellos, solo por egoísmo y honor.
Pero también hace que Kurono dejase de ser el miedoso protagonista, para convertirse en un héroe increíble, dejando de ser un hipocrita y preocupandose por todos, no solo por él.
Asi también le sale otra novia, bueno en realidad, la única porque Kishimoto nunca llegó a serlo, y está es Sei Sakuraoka, aunque en principio Kurono solo la usó para follarsela y nada más, acabaría convirtiendose en un breve personaje pero de los que más me gustarón.
Si es cierto que tengo tendencía a que me gustén más los personajes femeninos que los masculinos, pero es que los masculinos o son muy pesados o son demasiado filosóficos y acabán cansandome.

Solo hubo dos cosas que realmente me desagradarón del anime.

Su breve duración, y no me refiero a la duración de los capítulos, sino a los 26 episodios, lo que equivale a lo que para mi es, la mitad de una temporada (si me guió por "Dragon Ball" claro, jajaja). ¿Y por qué? Gracias a la crítica extremista que se le dió hacia su ultra-violencia o gore, dado que es una serie para adultos no sé que más dará, pero en fin, supongo que no todas las mentes son privilegiadas de saber entender la historia argumental y puede causar cierto tipo de angustia mental, paranoía o locura extrema, hay mentes para todo y gente de todos los estilos, pero me han jodido a mi.

Ese final de relleno, absurdo y sobrante. Como la temporada debía finalizar ¡YA! gracias a la crítica extremista de la que hable. Nos metén una historia apenas sin pies ni cabeza, que solo merece la pena ver por Kurono y la nueva chica protagonista, que al igual que las otras acaba siendo eliminada y es una pena, pero en fin, siendo capítulo de relleno tanto dá, porque solo iba salir ahí si se hubiese continuado la historia.

P.D. No he leído el manga aún y ni siquiera sabía nada de la serie cuando empecé a verla.

(EL VIDEO CONTIENE LAS SANGUINARÍAS MUERTES A LO LARGO DE LOS EPISODIOS, CONTIENE SPOILER PARA QUIEN NO LA HAYA VISTO)